Chamanismo refiere a un conjunto de creencias y prácticas tradicionales emparentadas con el animismo, que tienen como fin diagnosticar y paliar el sufrimiento humano, lo cual se logra conectando con los mundos de los espíritus. Estas tradiciones existen desde épocas prehistóricas.

Chamán es un término original de los sanadores de Siberia, que significa médico o, literalmente, el que sabe. Por lo tanto, en su comunidad era un guía espiritual que sanaba, empleando técnicas para inducir estados alterados de conciencia, territorio en el que se encuentran los espíritus de ayuda. En ese momento el chamán abandonaba su cuerpo físico para entrar en esos otros mundos en busca de mensajes y respuestas.

Las funciones del chamán son de curación, adivinación y acompañamiento espiritual en diferentes momentos de la vida y de la muerte de las personas. Para poder hacerlo, se vale de diferentes recursos, como el uso de elementos o sustancias que poseen las capacidades de transportar a estas otras realidades. 

Existen diversas corrientes de chamanismos que corresponden a momentos históricos y regiones muy distintas del mundo. No obstante, hoy, bajo el nombre de chamanismo transcultural se reúnen las bases de las prácticas comunes a todas ellas, sistematizándolas y generando un método único enriquecido con la diversidad de estos numerosos orígenes.

El chamán moderno las aplica, en sus sesiones de sanación, según lo considere más adecuado, basándose en la intuición, elemento fundamental de la práctica tradicional de este maravilloso método de sabiduría, que practico desde hace muchos años, y que ofrezco a quien desee descubrir el enorme potencial que albergan estos tesoros ancestrales.

 

 

Luciana Poisot
Author: Luciana Poisot

WhatsApp chat